TARIFA ÚNICA DE ENVÍO $10.900!

SUSCRIBETE AL BOLETIN Y MANTENTE AL DIA CON NUESTRAS PROMOCIONES

MATERIALES MONTESSORI

LA BOCA: UNA VENTANA AL MUNDO DEL BEBÉ.

Durante los primeros meses de vida los bebés tienen el reflejo de llevarse todo a la boca, muerden y chupan cualquier objeto a su alcance como una forma de experimentación y exploración del mundo que les rodea.

La lengua está dotada de muchas terminaciones nerviosas y las sensaciones que obtienen los bebés a través de la boca les proporcionan una información más eficaz que cualquier otro sentido; los bebés comienzan a chuparse el dedo durante la etapa de gestación, después del nacimiento continúan con el pezón de la madre, el tetero y posteriormente continúan con una manta o un peluche, de esta forma descubren que existen diferentes texturas y formas.

Chupar, morder y lamer son formas de exploración e investigación de los objetos además de proporcionarles tranquilidad y les ayuda a descargar la tensión; chupar para calmarse a sí mismos es la primera muestra de independencia.

Está demostrado que la boca es una fuente de conocimiento del bebé y que el examen oral aumenta su capacidad para reconocer formas visualmente. En varios experimentos se ha dado a chupar diferentes objetos a niños y se ha comprobado que cuando se les muestran imágenes reconocen los objetos que han tenido en la boca.

A medida que el bebé chupa y se introduce objetos a la boca irá eliminando el reflejo de extrusión, que no es otra cosa que un reflejo de expulsar cualquier objeto que toque la parte posterior de su lengua; para el inicio de la alimentación complementaria es necesario que el niño ya no tenga este reflejo o por lo menos lo tenga significativamente reducido.

Debemos eliminar del entorno cualquier objeto pequeño que pueda presentar riesgos de ahogamiento sin que por ello anulemos su curiosidad y capacidad investigativa; adicionalmente ofreceremos materiales seguros y no tóxicos para el bebé tales como: objetos de madera natural pulidos y redondeados, elementos de silicona libres de BPA, objetos pintados con pintura no tóxica, peluches y mantas de apego lavados, bien cosidos y sin piezas sueltas, pelotas con tamaño mínimo de una pelota de tenis, libros de tela y cubos sensoriales.

Si te gustó esta información déjanos un comentario, para nosotros es importante saber que nos lees y que opiniones tienes al respecto.

 

 

Déjanos un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados