TARIFA ÚNICA DE ENVÍO $10.900!

SUSCRIBETE AL BOLETIN Y MANTENTE AL DIA CON NUESTRAS PROMOCIONES

MATERIALES MONTESSORI

LA PELOTA MONTESSORI

La pelota Montessori es un material sensorial que puede ser usado desde el nacimiento y durante mucho tiempo, está compuesta por gajos o pétalos unidos entre sí en los extremos, los cuales están confeccionados con dos telas contrastantes y rellenos de algodón hipoalergénico.

¿COMO SE JUEGA CON ESTA PELOTA?

Durante los primeros meses el bebé observará la pelota, se sentirá atraído por los contrastes y sombras de los gajos, y al tacto notarán la diferencia de texturas entre ambas telas.

También puedes colgarla desde el gimnasio a la altura de sus pies o de su pecho, al empujarla o patearla comenzará a construir el concepto causa-efecto.

Una vez el bebé comience a practicar el agarre podrán tomarla con sus propias manos, al no ser una pieza compacta sino gajos unidos entre sí, pueden meter sus manos entre ellos, llamando más su atención a la pelota.

Durante la etapa de gateo el bebé podrá empujarla sin que ésta se aleje demasiado, estimulando el ejercicio y sin que pierda la atención de ella.

Una vez el bebé comience a caminar, pateará la pelota y podrá jugar con ella en cualquier espacio; como ya hemos indicado, por su forma no suele alejarse demasiado, manteniendo el interés en ella.

 

BENEFICIOS: Esta pelota trae múltiples beneficios sensoriales, motrices y cognitivos, específicamente coordinación ojo-mano, relación causa-efecto, estimula el gateo y los primeros pasos, descubre conceptos de distancia y velocidad, entre otros.

DATO CURIOSO: Esta pelota fue diseñada por un guía Montessori japonés de apellido Takane, aunque es conocida como pelota Montessori, en inglés puedes encontrarla como Montessori grasping ball o Montessori puzzle ball.

Conocías los usos y beneficios de ésta pelota? Déjanos un comentario con qué otro material Montessori o juguete te gustaría que explicáramos! 

Déjanos un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados